Cumplimos cien años bajo el lema “Educar con Amor”

Cumplimos cien años bajo el lema "Educar con Amor"

EL COLEGIO DIOCESANO ORATORIO FESTIVO DE SAN MIGUEL DE ORIHUELA CUMPLE CIEN AÑOS BAJO EL LEMA “EDUCAR CON AMOR”

Desde el mes de mayo del pasado año y hasta la próxima fiesta de María Auxiliadora, el Colegio Diocesano Oratorio Festivo de San Miguel está celebrando su centenario. En toda la diócesis y especialmente en Orihuela, debemos felicitarnos y dar gracias a Dios por este primer siglo de vida de nuestro querido Oratorio Festivo.

De todos es conocida la labor educativa, cultural, social y religiosa de esta institución. Con su sencillez, el Oratorio se destaca en el último siglo por su aportación para construir la sociedad desde su Carácter Propio católico, “formando honrados ciudadanos y buenos cristianos”. En épocas de dificultad, varias generaciones de niños tuvieron acceso a estudios gracias al Oratorio Festivo y no hay que esforzarse mucho para advertir, como en la vida cotidiana de la ciudad se puede apreciar el afecto,  la admiración y la gratitud, que, oriolanos de cualquier edad y condición, sienten por este colegio entrañable.

Ha pasado un siglo desde que un joven sacerdote sevillano, D. Juan Torres Silva fundase el Oratorio Festivo de San Miguel. Todo comenzó cuando aquel religioso, llegó a Orihuela para tomar posesión como Sochantre de la Catedral y, en sus idas y venidas al seminario, tomó contacto con las familias sencillas de la Peña de San Miguel, dándose cuenta de las grandes carencias y necesidades de aquellos niños “peñeros”. Pronto se hizo con el cariño de los numerosos chiquillos que recorrían las calles del barrio y, en una vieja y ruinosa ermita dedicada a San Miguel, improvisó las primeras aulas y comenzó a impartir clases, comida y catequesis. Así, decidió dar el paso para la fundación de una institución que se ocupase de enseñar a niños pobres. Animado por su espíritu salesiano, le dio el nombre de Oratorio Festivo de San Miguel y lo puso bajo el patrocinio de María Auxiliadora.

A D. Juan le suceden en la dirección del naciente Oratorio el capuchino fray Gonzalo de Benejama y el canónigo D. Monserrate Celdrán. A este último le sustituyó el inolvidable y querido D. Antonio Roda López. El Padre Roda ha sido la persona que ha marcado el periodo más largo de la historia del Colegio, al que dedicó por entero su vida como Director desde 1934 hasta su fallecimiento, acaecido el 26 de marzo de 1984.

Al celebrar este primer centenario, merece mención especial la vida y obra de don Antonio Roda López, canónigo maestrescuela de la Santa Iglesia Catedral, arcipreste de la ciudad, hijo predilecto de Orihuela, concejal honorario del Excmo. Ayuntamiento, Caballero de la Real Orden de San Antón y preclaro director del Oratorio Festivo de San Miguel durante cincuenta años. En las calles de Orihuela su recuerdo sigue vivo y su memoria venerada. Son muchas las actividades y entidades que se forjan con él en el seno del Oratorio. Es sabido que D. Antonio creó el Cuadro Artístico. Zarzuelas, teatros y cine frecuentaban aquel amplio salón de actos abierto a toda la ciudad. Animaba las navidades oriolanas con los “Pastores de Belén” y fue notable su contribución en la restauración de la Semana Santa; Fundó la Unión Lírica Orcelitana, las Bandas de Cornetas y Tambores Auxilium, Príncipe San Miguel y Domingo Savio y la Tuna Oriol. También se debe a su iniciativa el periódico El Oratorio Festivo de San Miguel, editado por la imprenta del Colegio. Mantuvo durante más de veinte años un programa semanal en Radio Orihuela y levantó, peseta a peseta, el antiguo edificio del Oratorio con especial atención a la Iglesia de María Auxiliadora, cuya devoción propagó por toda la ciudad.  Generaciones de oriolanos, aun hoy, recuerdan con corazón agradecido los desvelos de este cura ejemplar.

Al morir D. Antonio Roda, le sustituye en la dirección el Rvdo. D. Antonio Roca Cabrera. Es entonces cuando el colegio es elegido para llevar a cabo el “Proyecto experimental de Integración de Alumnos con minusvalías psíquicas en centro ordinario”, proyecto pionero en la comarca de la Vega Baja y que dota a nuestro colegio de una singularidad referencial hasta la actualidad.

En 1990 tomó posesión como Director el Rvdo. D. Juan Antonio González Magaña, que restauró y dotó al edificio de nuevas infraestructuras y se inició el plan de uniformidad del alumnado.

En 1996 es nombrado Director D. José Luis Casanova Cases. Con él, el colegio experimenta una histórica transformación para la modernidad que fue vista en la sociedad oriolana como un renacimiento. Se inician los Proyectos educativos que hoy caracterizan a nuestro centro: el Proyecto Educativo Semilla en Infantil y Primaria. Implanta la Educación Secundaria Obligatoria, enmarcada en el Proyecto Educativo Sofía y proyecta la dimensión europea del Colegio con la creación del órgano Unión Europea-Foro de Estudios, de donde surgen proyectos como ¡Hola Europa! Se implanta el aula de informática-multimedia en red, de las primeras en la Comunidad Valenciana, y se potencia el aprendizaje de idiomas inglés y alemán.

En abril de 2001, el viejo edificio, icono histórico de esta institución, tuvo que ser clausurado al presentar problemas de estructura en su fábrica. Fueron momentos difíciles, pero un nuevo edificio, con novedosas y modernas instalaciones, prometía un futuro pleno de esperanzas. Fue inaugurado el 26 de noviembre de 2004 por el Obispo de la Diócesis, D. Victorio Oliver, siendo director D. José Luis Úbeda Sierras que se encarga de dar continuidad y consolidar los proyectos pedagógicos iniciados. Bajo su dirección, el Colegio obtiene diferentes sellos de calidad educativa en la enseñanza (BVQI, OPTIMIST). También se conmemora el Centenario del nacimiento del P. Roda así como el 25 aniversario del fallecimiento, cuyos restos son depositados definitivamente en la capilla del Colegio.

El Rvdo. D. Eloy Martín García es nombrado director el 1 de septiembre de 2010. Su personalidad aporta aire fresco al colegio. Con él se aprueba oficialmente el proyecto de plurilingüismo: valenciano-inglés-español, se recupera el programa de radio como plataforma de divulgación y el periódico del colegio: Cosas Q pasan y tiene lugar la procesión infantil del Santo Entierro.

Desde 2011 es Director Titular el Rvdo. D. Ramón Vicente Cano Montoya, que, junto a un equipo directivo renovado, claustro de profesores y personal de administración y servicios, vela por la continuidad, la innovación y la calidad; el avance y progreso; persiguiendo la excelencia y apostando por la plataforma digital de comunicación como herramienta de enseñanza y aprendizaje. Nueva página web, divulgación en redes sociales, taller de radio, biblioteca escolar, certificación oficial de idiomas, numerosos reconocimientos y distinciones, inversiones pedagógicas y metodológicas, ampliación de las instalaciones del edificio, dotación de mobiliario y materiales, etc. Todo lo que se puede esperar de un gran colegio. La providencia ha querido que sea el padre Ramón el director para la historia, en la celebración de nuestro centenario.

En la actualidad, 415 alumnos aprenden, ríen y juegan felices en el Oratorio: 26 peques de cero a dos años comprenden el Proyecto Semilla, 75 alumnos en Educación Infantil, 168 en Primaria, 114 en ESO y 32 alumnos con Necesidades Educativas Específicas (Proyecto Estrella) Con un siglo de existencia, el Oratorio Festivo continúa joven e impulsando proyectos innovadores, creativos y de calidad, cuya finalidad última es “EDUCAR CON AMOR”.

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

José Antonio Simón Ferrández

 

 

Share