El último de 2016 fue Nacho Guerreros

img_2012

Bajo la dirección de Manuel Gancedo llegaba al Teatro Circo de Orihuela la desternillante comedia “Milagro en casa de los López”, escrita en la década de los sesenta por el dramaturgo Miguel Mihura, y protagonizada, en esta versión del director, por Nuria González “(Física y Química”; “Los Serrano”) y Nacho Guerreros (“Aquí no hay quien viva”; “La que se avecina”).

Nuestros reporteros Victoria Aparicio, Laura García y Álvaro Ruiz entrevistaron al actor riojano que da vida a Coque, el famoso conserje de “Mirador de Montepinar”, minutos antes de salir a escena.

En bata y zapatillas, por exigencias del guion, llegó con una naturalidad asombrosa y contestó todas las preguntas que le lanzaron nuestros sagaces periodistas.

Nacho les contó que de pequeño siempre quiso ser cantante, después presentador y a los 13 decidió que sería actor. Confiesa que en su etapa en el instituto fracasó estrepitosamente hasta que no estudió lo que quería, y que fue con 28 años cuando retomó sus estudios de Arte Dramático y comenzó a realizar interpretaciones. Desde ese momento no ha parado. “Nunca es tarde para seguir la vocación” nos dice el actor.

img_2009
Considera que para él “es fácil meterse en un papel. Ahora mismo me ponen la cresta y un traje y me transformo en Coque, o me ponen la bata y las pantuflas y soy el señor López. Cuando llevas tanto tiempo interpretando a un personaje todo es más sencillo”.

Cree que él no se parece en nada al personaje que le ha dado la fama televisiva. Coque “es muy tierno”. Hace suyas las palabras de Nathalie Seseña (Berta en “La que se avecina”) al decir que lo que más le gusta es que cuando va por la calle la gente le sonríe. “Eso es muy difícil de conseguir estando 10 años en pantalla y que los personajes no cansen al público”.

Nuestros alumnos también pudieron hablar con el productor de la obra de teatro, José Antonio Molina, que les contó las funciones fundamentales del productor y todo el trabajo que conlleva organizar una representación. “Aunque mucha gente no lo crea, esto es un trabajo” bromeaba el productor. Hay que crear unas condiciones para que el proyecto pueda materializarse: contratar actores, escenógrafos, personas responsables de vestuario… Luego hay que trasladarlo todo… Es una apuesta tanto artística como comercial”.

Fuera de micrófonos, y tras el éxito de la función, Nacho Guerreros nos felicitaba por la iniciativa periodística, y saludaba a los estudiantes en su cuenta de Twitter.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.